“¡Quiero embellecer mis glúteos!”

Los glúteos son un elemento muy importante que marca la belleza en la silueta del cuerpo, el cual favorece (o no) mucho en la figura estética de cada uno. Es por eso que cada vez más muchas mujeres y hombres se deciden por aumentar y elevar esta parte del cuerpo para sentirse más atractivos. Una zona que en los últimos años ha ido ganando cada vez más protagonismo y su mejoría estética puede lograrse mediante el uso de implantes especiales, ácido hialurónico o grasa propia.

Esta cirugía se lleva a cabo para:

– Aumentar el volumen de los glúteos
– Elevar los glúteos
– Corregir defectos
– Corregir asimetrías

La intervención de aumento de glúteos se realiza boca abajo y la cicatriz queda oculta en el pliegue ínter glúteo. Mediante una incisión, los implantes diseñados específicamente para esta zona se introducen y se colocan en función de cada caso y del volumen deseado. La operación dura entre 90 y 120 minutos y, al día siguiente de la intervención, ya puede retomarse la vida normal. No obstante, también existen otras técnicas como el aumento de glúteos con grasa o con ácido hialurónico que dan muy buenos resultados.

Tipos de técnicas para el aumento de glúteos

Lógicamente, la cirugía será distinta dependiendo del objetivo que se tenga, así como todas las demás características de cada caso en particular.
También hay que tener en cuenta que existe más de una técnica para aumentar los glúteos, que son las siguientes.

Aumento de glúteos con implantes

Existen numerosos implantes, con múltiples formas (ovalados, redondos…), tamaños, etc. Siempre para acertar al máximo con cada paciente para que el resultado sea óptimo.

Lo que se realiza en este caso es parecido a un implante de mamas: Se implanta en el pliegue interglúteo (para que así el corte quede en una zona que no se vea).

¿Dónde se coloca la prótesis? La prótesis se puede poner en diferentes zonas, pero lo más recomendable es colocarla en un plano intramuscular, porque de esta forma se verá de una forma mucho más natural.

Lo mejor es hablar y dejarse aconsejar por el especialista que vaya a realizar la intervención.

Una vez hecha la cirugía habrá que estar un tiempo en recuperación y evitar que se presione de forma directa la zona durante tres días. También es importante que durante unos dos meses no se haga ningún ejercicio pesado en esta zona, ya que podría ser perjudicial. Es decir, nada de: bicicleta, etc.

Aumento de glúteos con grasa propia

En este caso, lo que se hace es reubicar la grasa de una zona del cuerpo a otra. Se extrae la grasa necesaria (de abdomen, piernas…) y se distribuye por la zona de los glúteos, haciendo que se aumenten.

Se realiza una anestesia normalmente local para obtener la grasa de las zonas pertinentes. Una vez obtenida, se centrifuga para separar la grasa pura del resto de elementos. La que se utilizará para rellenar la zona de los glúteos es justamente esta.

El resultado que queda es muy natural, ya que lo único que se hace es recolocar la propia grasa del paciente en la zona deseada. La curación, además, es bastante rápida y los resultados son muy duraderos.

 

 

Aumento de glúteos con ácido hialurónico

Se trata de un aumento de glúteos sin cirugía. Es la forma más novedosa que existe hoy en día para el aumento y elevación de glúteos. Con esta técnica la recuperación será mucho más rápida que con las anteriores y la menos agresiva.

Únicamente lo que se hace es inyectar el ácido hialurónico en la zona a tratar. De esta forma se consigue que crezca su tamaño.

La recuperación puede variar, pero no suele tardar más de 4 semanas.

¿Cuál es el precio de un aumento de glúteos?

Una de las preguntas más frecuentes que surgen cuando una persona se plantea someterse a este tipo de intervención es “¿Cuánto cuesta un aumento de glúteos?”. Lo primero que debes tener en cuenta es que el precio de un aumento de glúteos depende de cada paciente. No existe un costo fijo y consensuado por todos los expertos en este terreno. Cada cirujano plástico fija sus precios en base a su experiencia, su formación, el tipo de prótesis, la técnica que se lleva a cabo, la clínica, el equipo médico que le acompaña y la calidad asistencial antes y después del aumento del glúteos.

Por ejemplo, el precio de un aumento de glúteos con implantes ronda los 4.500 euros y si además se le añade un lifting, el coste asciende a los 5.800 euros aproximadamente. En el caso del aumento de glúteos con grasa, el precio oscila entre los 7.600 euros y los 9.400 euros, en función del grado de dificultad y de otros aspectos técnicos y médicos.

La opción más económica es el aumento de glúteos con ácido hialurónico. Una intervención ambulatoria de 45 minutos que se lleva a cabo bajo anestesa local. El precio de la misma es de unos 200 euros. Eso sí, los resultados no son para siempre, sino que duran unos 18 meses.

Fuente: https://www.todoestetica.com/blog/aumento-de-gluteos