El rejuvenecimiento facial con bótox es uno de los tratamientos estrella en clínicas de cirugía estética y hasta ahora se ha demostrado como la opción más eficaz, segura y cómoda para eliminar las arrugas de la cara.

En FEMM somos expertos en tratamientos de bótox en Madrid y en este artículo respondemos a todas tus preguntas. ¿Qué es el bótox? ¿Cuáles son sus efectos secundarios? ¿Puede combinarse con otros tratamientos como el ácido hialurónico?

¿Qué es la toxina botulínica?

El bótox es un producto derivado de la toxina botulínica, una sustancia con la capacidad de producir parálisis muscular temporal. En la cara, actúa en la transmisión del impulso nervioso de los músculos de la mímica. Además de la inyección de Bótox (que solo se utiliza como medicamento), otros nombres comerciales de esta toxina conocidos internacionalmente son Bocotoure, Azzallure y Vistabel.

Durante muchos años la toxina botulínica ha sido un medicamento con “mala fama”. Sin embargo sus múltiples aplicaciones médicas (tratamiento de algunas parálisis, cefaleas tensionales y migrañas, hipersudoración, etc.) y la seguridad de su protocolo han ampliado su recomendación.

¿En qué consiste el tratamiento de bótox?

En un principio la toxina botulínica era empleada por los oftalmólogos para tratar el blefaroespasmo (espasmos incontrolados de los párpados o “tics”). Fueron ellos quienes percibieron que los ojos tratados con ella presentaban menos arrugas de expresión (las famosas “patas de gallo”), lo que abrió la puerta a su uso estético.

La aplicación de bótox facial tiene como objetivo la eliminación de las llamadas “líneas de expresión” o “arrugas dinámicas” producidas por la contracción repetida de los músculos de la mímica que provocan surcos en el entrecejo (líneas glabelares), al lado de los ojos y en la frente. Cuando se realiza el tratamiento de bótox, la toxina botulínica bloquea determinadas señales nerviosas que producen la contracción de dichos músculos y éstos se relajan. Como consecuencia, las arrugas en la zona se reducen e incluso llegan a desaparecer durante algún periodo.

La inyección de bótox es rápida y poco invasiva. La intervención es prácticamente indolora, dura apenas veinte minutos en consulta y no requiere anestesia. Los efectos son visibles entre el tercer y el cuarto día. En todo caso, y por tratarse de un tratamiento relacionado con la salud, desde FEMM recomendamos acudir siempre a clínicas de bótox autorizadas y que dispongan de todos los recursos para garantizar el trato personalizado y el uso de productos de máxima calidad.

La visualización de las fotografías del tratamiento de bótox antes y después te ayudará valorar mejor los resultados conseguidos con la inyección de toxina botulínica.

¿Cuánto dura el bótox?

Los efectos del tratamiento de bótox facial tienen una duración de entre cuatro y seis meses, por lo que se recomienda utilizar bótox en el entrecejo y en las líneas de expresión un par de veces al año. En el caso de FEMM, será Elena Moreno Luna, nuestra dra. en medicina estética especialista en botox, quien haga las revisiones y te indique si es necesario hacer retoques.

Ventajas del bótox en la cara

El relleno de arrugas con bótox es uno de los mejores tratamientos de medicina estética para el rejuvenecimiento facial por sus numerosas ventajas, entre las que destacamos:

  • La mejoría es evidente y los resultados se notan desde el primer día.
  • El proceso es sencillo y rápido, y se realiza de forma ambulatoria.
  • El tratamiento es indoloro y no requiere anestesia.
  • Conseguirás una piel tersa, luminosa y rejuvenecida.
  • A diferencia de otras cirugías invasivas, con el tratamiento de bótox facial no existe riesgo de cicatrices.

Zonas de aplicación del bótox en la cara

Aunque existe una dosis estándar y puntos concretos para inyectar el bótox, los resultados del tratamiento dependen de su personalización y de la dosis aplicada.

Bótox en el entrecejo

La aplicación de bótox en el entrecejo elimina los surcos frontales de la frente que dan al rostro un aspecto cansado para eliminar las arrugas y rejuvenecer la expresión facial.

Bótox en la frente

El uso más habitual de bótox es para eliminar las líneas de expresión de la frente. El objetivo es atenuar estos surcos y conseguir un aspecto más juvenil.

Bótox en las patas de gallo

El bótox es el tratamiento más efectivo para eliminar las patas de gallo, pequeñas arrugas radiales que aparecen en el lateral exterior de los ojos y que se vuelven profundas y marcadas con el tiempo. En esta zona el bótox retrasa la conversión de las arrugas de expresión en arrugas estáticas, y permite modificar la posición de las cejas elevando su zona lateral para conseguir una mirada más luminosa y atractiva.

Bótox en el labio

Aunque puede usarse para aumentar el volumen de los labios, lo recomendable es combinar bótox con rellenos de ácido hialurónico en los labios. Es decir, apostar por un rejuvenecimiento facial total aplicando inyección bótox en la parte del tercio superior del rostro (frente, entrecejo y patas de gallo) y ácido hialurónico en labios y mandíbula.

Precios Bótox en la clínica FEMM Madrid

El precio de la inyección de bótox varía en función de las zonas en las que se aplique, ya que lo habitual es combinar varias para conseguir los efectos deseados. Este precio está entre los 170 € (en una zona facial) a los 450 € (en tres zonas faciales) por sesión.

Cuidados y efectos secundarios del bótox

Tanto antes como después de la inyección del bótox los pacientes deben seguir estas indicaciones:

  • No debes tomar antiinflamatorios la semana previa al tratamiento.
  • Durante las cinco horas siguientes al tratamiento no debes tocarte las zonas infiltradas, acostarte, adoptar posturas que puedan provocar la difusión de la toxina a otros grupos de músculos ni practicar deporte.
  • Si notas dolor, puedes tomar paracetamol.
  • Puesto que la cara es una zona sensible, debes aumentar la fotoprotección solar.

Por último, recuerda que los medicamentos a base de toxina botulínica solo pueden ser administrados por personal médico. En raras ocasiones provocan efectos secundarios como reacciones alérgicas, rigidez facial o náuseas, y nunca deben administrarse a embarazadas ni a mujeres durante la lactancia materna. De la misma forma, el paciente debe informar a su médico si está tomando antibióticos o si tiene problemas nerviosos o musculares antes de la inyección de bótox.

Bótox preventivo

Algunos estudios recomiendan iniciar el tratamiento con bótox a edades cada vez más tempranas utilizando la sustancia a modo preventivo para infiltrar menos cantidad de toxina y que la duración de su efecto sea mayor.
En estos casos se recomiendan tratamientos como el llamado “bótox fresh”, que es la infiltración de una dosis baja de toxina botulínica tras la cual se aplica una mascarilla refrescante que potencia el efecto. Esta técnica está indicada para pacientes de edad media, con elevado nivel de estrés acumulado en la cara y con signos incipientes de flacidez y arrugas que no deseen empezar un tratamiento de bótox convencional. Su precio es de 250 € por sesión, y su duración de entre dos y tres meses.

¿Buscas clínicas especializadas en tratamiento de bótox en Madrid con los mejores precios? Contacta con FEMM. Solicita una primera cita diagnóstica por e-mail o llamando al +34915756475.

Fuente: https://www.femmcirugiaestetica.com/blog/eliminar-arrugas-botox/