La celulitis o piel de naranja es uno de los trastornos estéticos que más descontentos provoca entre las mujeres, además de afectar a una gran proporción de ellas. Te contamos cómo puedes combatirla y por qué aparece.

Causas de la celulitis

La celulitis consiste en una alteración en el tejido subcutáneo que provoca la aparición de hoyuelos en la piel, principalmente en los muslos, glúteos y a veces también en caderas y abdomen.

Se trata de un problema estético y que afecta en mayor o menor medida a una inmensa mayoría de mujeres, sin estar necesariamente asociado al exceso de peso (ya que también hay mujeres delgadas que presentan piel de naranja).

La celulitis puede aparecer por muy diferentes motivos:

  • Una circulación deficiente (que se genera, entre otras causas, por llevar una vida sedentaria).
  • Factores genéticos.
  • Desajustes hormonales y altos niveles de estrógenos.
  • Algunos factores psicológicos (estrés o ansiedad tienen efectos en nuestra salud física y circulación).
  • La retención de líquidos o un mal funcionamiento del sistema linfático.

Cómo combatir la celulitis: trucos y tratamientos

Lo primero que debes saber es que la celulitis no desaparece por sí sola si no se toman medidas.

Por un lado, es posible prevenir la aparición de la piel de naranja tratando de mejorar la circulación de la sangre y evitar la retención de líquidos. Esto se puede lograr vigilando la dieta (por ejemplo, hidratándose bien y evitando el exceso de sal), haciendo ejercicio para mejorar la circulación y eliminando hábitos que la entorpecen, como cruzar las piernas al sentarse.

Además, la aplicación de algunas cremas puede favorecer la microcirculación y presentar un efecto drenante. Busca aquellas que incluyan flavonoides entre sus componentes.

No obstante, el mejor modo de combatir a la celulitis, una vez que ya ha aparecido, pasa por elegir un tratamiento adecuado:

  • La mesoterapia corporal se postula como un tratamiento para la celulitis poderoso que la combate en todos sus frentes. A través de micro-inyecciones se elimina la grasa localizada, se estimula la circulación sanguínea y se favorece el drenaje linfático y de líquidos.
    Las sesiones duran alrededor de 30 minutos y se realizan de un modo no invasivo.
  • La presoterapia utiliza diferentes aparatos para aplicar presión en las zonas afectadas, estimulando el sistema circulatorio y activando el flujo venoso y linfático. De este modo, se masajea la zona de forma mecánica, logrando excelentes resultados.
  • La carboxiterapia consiste en aplicar microinyecciones de CO2 (dióxido de carbono) como tratamiento para la celulitis. De este modo, se incide en la producción de oxígeno para eliminar tejido graso y mejorar la circulación sanguínea.

Se ha comprobado la efectividad de combinar varios de estos tratamientos, junto con cambios en la dieta y el ejercicio físico, a la hora de eliminar la piel de naranja.

De igual modo, también se puede combatir la celulitis pasando por el quirófano, a través de una liposucción.

En cualquier caso, si quieres saber cómo combatir la celulitis, lo más aconsejable es ponerse en contacto con un médico estético especializado, que establezca qué tratamiento es el más adecuado en tu caso concreto.

Encuentra a los mejores médicos estéticos más cercanos a ti  y comienza a presentar batalla a la celulitis.

Fuente: https://www.miclinicaestetica.com/blog-belleza/celulitis-causas-y-tratamientos/