Cuatro recomendaciones para un aumento de pecho natural

Estudio anatómico previo

Asegúrate de que te realicen un estudio previo a la cirugía. Es importante que la persona que te atienda personalmente antes de decidir tu intervención sea un cirujano plástico con experiencia en cirugías de remodelación de pecho. De esta forma te garantizarás que realice una intervención quirúrgica cuidada al detalle. Puedes pedirle que te enseñe fotos de otros pacientes que ya hayan pasado por sus manos para sentirte más segura.

Sin embargo, lo primordial es que te realice un estudio anatómico previo a dicha cirugía. En él tomará medidas de tu constitución para poder aconsejarte cuál es el tipo de prótesis que debes llevar y qué tipo de técnica quirúrgica es la más adecuada en cada caso.

El tamaño de las prótesis mamarias

Elige el tamaño de prótesis adecuado a ti. El cirujano plástico tras tomar las medidas de tu cuerpo te recomendará un tamaño de prótesis que se adapte de forma adecuada  a tu cuerpo. Siguiendo sus indicaciones obtendrás un escote voluminoso pero natural. Aunque es cierto que en esta decisión el cirujano tiene que tener en cuenta también las expectativas que tú tengas y tus deseos.

En términos generales, hay tamaños de prótesis que son excesivos para determinados cuerpos. Hay que tener en cuenta tanto el peso y estatura de la paciente como su complexión y la cantidad de glándula mamaria previa que tenga.

La forma de las prótesis mamarias

Elige la forma de prótesis que mejor se adapte a lo que necesitas. Existen dos tipos de prótesis mamaria según su forma: las anatómicas y las redondas. Las primeras tienen forma de gota ya que ofrecen una mejor adaptación a la forma natural de la mama. Este tipo de prótesis se diseñaron en sus inicios para imitar lo máximo posible a los pechos reales y, de ahí, que tengan el contenido compensado de diferente forma en toda la prótesis. Las prótesis redondas, por su parte, son las más utilizadas y las más convencionales. Todo su contenido está distribuido de la misma forma dentro de la prótesis por lo que ofrecen un efecto “push-up” aportando mayor volumen a la zona superior del escote.

Aunque en general se tiende a decir que la anatómica ofrece un resultado natural, esto depende mucho de la paciente. El cirujano será el profesional indicado para recomendar un tipo de prótesis para cada paciente ya que en ocasiones las prótesis redondas también ofrecen naturalidad sobre todo en los casos de que la pérdida de volumen de la zona superior del escote sea pronunciada. En cambio las prótesis anatómicas ofrecen un resultado muy natural en caso de mujeres que apenas tengan glándula mamaria.

El postoperatorio

Sigue las indicaciones del cirujano para el postoperatorio. Esto es muy importante ya que el resultado final de una cirugía de aumento de pecho depende en gran medida de los cuidados que realice el paciente tras la cirugía. Así es necesario mantener la piel lo más hidratada posible tanto desde el interior ingiriendo la cantidad adecuada de líquidos como desde el exterior a través de la aplicación de cremas.

Esto unido a determinados tratamientos postoperatorios como los drenajes linfáticos manuales o los ultrasonidos hará que la cicatriz de la intervención sea lo más imperceptible posible y acelerará la recuperación.

Fuente: https://www.cirugiacosmedica.com/aumento-de-pecho-natural/