También conocida como dermolipectomía abdominal, esta cirugía se encarga de eliminar el exceso de piel que queda en el abdomen tras una bajada grande de peso o un embarazo, es decir, circunstancias en las que la piel se ha estirado demasiado y luego no ha vuelto a su estado normal. La abdominoplastia es una cirugía segura que dura aproximadamente unas cuatro horas y ofrece resultados muy satisfactorios incluso a largo plazo. Sin embargo, para que esto ocurra es conveniente seguir una serie de pautas durante el postoperatorio para garantizar que el resultado sea óptimo.

Cuidados tras una abdominoplastia

El postoperatorio de una abdominoplastia no es difícil ni muy doloroso. Tras la cirugía es necesario que permanezcas al menos una noche en el hospital para comprobar tu estado. Sin embargo, al día siguiente o a los dos días ya podrás volver a tu casa con un vendaje en la zona tratada. Este vendaje se retirará a los pocos días de la cirugía junto con el drenaje y el cirujano te indicará la colocación de una faja abdominal para asegurar el resultado de la operación. La faja disminuye el dolor y la tensión de los músculos además de facilitar la cicatrización de los tejidos ayudando a que se adapten a su nueva posición. Por esta razón para evitar complicaciones y obtener el mejor resultado es muy importante que la continúes utilizando al menos durante el primer mes y medio.

En cuanto a los cuidados que es conveniente que lleves en casa, lo principal durante las primeras semanas es que no hagas esfuerzos grandes ni cojas peso ya que esto podría producir un sobreesfuerzo de los músculos abdominales y producir complicaciones en el proceso de recuperación.

Mientras tengas los drenajes colocados las curas te las realizará el cirujano en su consulta. En el momento en el que se retiran los drenajes ya podrás realizarte tú misma las curas en tu casa siempre y cuando sigas las instrucciones que te indique el cirujano. En términos generales, se trata de lavar la herida diariamente en la ducha y tras ella aplicar secador con aire frío y extender un poco de producto iodado para facilitar la cicatrización que te recomendará el especialista.

Durante los primeros 15 días es importante que lleves una vida tranquila aunque no se requiere el reposo absoluto. De hecho, caminar por casa te ayudará a desinflamarte. Es posible que sientas tirantez y quizá algo de dolor aunque no intenso ni continuado. Para ello, simplemente se te recomendará un analgésico genérico para aliviarte las molestias en el caso de tenerlas ya que no todas las personas las padecen.

Siguiendo estas pautas y las indicaciones del cirujano la obtendrás el vientre plano y firme que querías sin piel flácida. Sin embargo, debes tener en cuenta que para que el resultado sea definitivo debes llevar un estilo de vida sano practicando deporte habitualmente y manteniendo una alimentación saludable. Por supuesto el tabaco y el alcohol no están recomendados y, de hecho, su consumo ralentiza el proceso de cicatrización tras la abdominoplastia.

En Cosmédica queremos ayudarte a conseguir tus objetivos. Por ello, contamos con un equipo de cirujanos que son referencia en Canarias en Cirugía Estética para que resuelvan tus dudas y te asesoren de forma totalmente personalizada.

Fuente: https://www.cirugiacosmedica.com/cuidados-tras-una-abdominoplastia/