¿Es posible prevenir la aparición de las patas de gallo?

Las patas de gallo son esas pequeñas arrugas finitas que aparecen en los laterales de los ojos. Se trata de arrugas producidas por los gestos, es decir, líneas de expresión que aparecen debido a la acción de los músculos de alrededor de los ojos.

La causa que produce la aparición de las patas de gallo es clara: la acción de los músculos de la zona de los ojos durante un largo período de tiempo. Sin embargo, aunque se trata de arrugas muy habituales también es cierto que aparición está condicionada a la herencia genética de cada persona y a los cuidados que haya llevado ésta a lo largo de su vida.

Así, para prevenir la aparición de las patas de gallo lo más importante es llevar una vida sana, es decir, mantener una alimentación saludable, consumir entre uno y dos litros de agua al día e hidratar la piel de forma externa con aplicación de cremas preventivas. Hasta aquí bien pero, ¿Qué pasa cuando aunque hayas seguido esas pautas aparecen las patas de gallo?

Despídete de las patas de gallo con la toxina botulínica

La aparición de las patas de gallo puede ralentizarse si se aplican tratamientos estéticos a tiempo. Si este es tu caso y comienzas a ver cómo se empiezan a formar pequeñas líneas de expresión en los laterales de tus ojos quizá sea el momento de frenar su progresión con la Medicina Estética. Los tratamientos estéticos como la aplicación de toxina botulínica son altamente eficaces para prevenir que el inicio de las patas de gallo vaya a más.

Sin embargo, si en tu caso ya han aparecido las patas de gallo, tranquila, tiene solución. La infiltración de toxina botulínica no solo se utiliza para prevenir la aparición de las arrugas de todo el tercio superior del rostro como la frente, el entrecejo y las patas de gallo sino que también sirve para minimizar las arrugas cuando ya se han formado.

En cada caso, un médico estético cualificado debe indicarte qué tipo de tratamiento te conviene más en tu caso tras realizarte un estudio previo. De hecho, en Medicina Estética el asesoramiento es muy importante antes de tomar una decisión para obtener los mejores resultados posibles. El tratamiento con toxina botulínica es seguro y duradero cuando se aplica de forma adecuada y en las cantidades adecuadas. Pero recuerda que las dosis siempre debe decidirlas el médico que te las aplique en base a tu tipo de piel, tu edad y el tipo de arrugas que presentes.

En Cosmédica llevamos muchos años realizando tratamientos de Medicina Estética y contamos con la formación y la experiencia necesarias para llevarlos a cabo de forma segura y eficaz para que logres los resultados que deseas.

Fuente: https://www.cirugiacosmedica.com/quitar-las-patas-de-gallo/