Las fechas navideñas siempre vienen cargadas de excesos en muchos sentidos. Las largas noches de fiestas, las comidas familiares abundantes y el abuso de bebidas alcohólicas y azúcar son solo algunos de los factores que pueden influir en el estado de la piel tras la Navidad. Por esta razón, tras la época festiva es un momento perfecto para renovar la piel y devolverle toda su energía y vitalidad. Uno de los tratamientos estrella para conseguir esto en tiempo récord es el peeling facial.

¿Para qué sirve este tratamiento?

El peeling facial es un tratamiento estético que se utiliza en todo tipo de pieles y a todas las edades ya que no está enfocado exclusivamente a pieles maduras. Se trata de una técnica que aporta hidratación y vitalidad a la piel mediante la regeneración de las capas externas de la dermis. Esto se consigue a través de una exfoliación cutánea profunda que, además, incentiva la producción de colágeno y elastina.

De esta forma, el peeling se utiliza para acelerar la regeneración de la piel a través de la renovación de las células cutáneas. Así se consigue solucionar problemas como deshidratación cutánea y, sobre todo, manchas. La hiperpigmentación es una de las razones principales por las que realizar un peeling ya que se obtienen muy buenos resultados. Sin embargo, también se utiliza este tratamiento para mejorar la textura de la piel y eliminar marcas de acné o imperfecciones.

El peeling se puede realizar de diversas formas y con diferentes tipos de sustancias. En Medicina Estética las más utilizadas son el  ácido salicílico, el fenol y el ácido glicólico. La utilización de cada una de estas sustancias en el peeling depende del tipo de tratamiento que sea necesario en cada caso si un peeling más superficial o más profundo.

Beneficios del peeling facial

Los resultados del peeling siempre van a depender de las necesidades de cada piel ya que unos están más enfocados a minimizar líneas de expresión en pieles más maduras y otros simplemente a revitalizar una piel joven. Lo que sí es cierto es que todos los resultados de este tratamiento son visibles al poco de realizarlo y son muy satisfactorios.

El peeling puede proporcionar numerosos beneficios a la piel entre los que se encuentran:

  • Reincorporación inmediata a la vida cotidiana tras el tratamiento.
  • Resultados visibles desde la primera sesión.
  • Mejora de la textura de la piel.
  • Una piel más uniforme y homogénea.
  • Brillo y luz en la dermis con un aspecto saludable.
  • Eliminación de líneas de expresión, marcas o surcos y manchas.
  • Aumento de la producción de colágeno y elastina.
  • Aceleración de la regeneración cutánea.
  • Disminución de los poros dilatados.

En Cosmédica contamos con un grupo de expertos en Medicina Estética que llevan años realizando este tipo de tratamientos. Por esta razón, nuestros médicos estéticos podrán estudiar tu piel y asesorarte para conseguir el objetivo que deseas.

La entrada Cómo recuperar la piel tras las fiestas de Navidad aparece primero en CosMédica.

Fuente: https://www.cirugiacosmedica.com/recuperar-la-piel-peeling-facial/