segunda intervenciónLa cirugía de aumento de pecho es una de las más demandadas en todo el mundo y también en España y Canarias. De hecho, una de cada tres mujeres reconoce no sentirse a gusto con su pecho según un estudio publicado recientemente. Por esta razón, muchas de ellas optan por operarse para aumentar el tamaño de su escote. Sin embargo, en ocasiones es necesario realizar una segunda intervención quirúrgica con el paso de los años. ¿Cuáles son estos casos?

Razones por las que operarse por segunda vez el pecho

Entre los motivos más habituales para entrar en quirófano una segunda vez tras una cirugía de aumento de pecho anterior destacan tres.

El primero y más habitual es operarse por segunda debido a un cambio de prótesis. Esto puede ser bien porque hace más de 15 años de la cirugía de aumento de pecho y son prótesis antiguas que es necesario renovar o bien porque la paciente quiera aumentar o disminuir el tamaño de las prótesis existentes.

Otro caso común es la aparición de alguna rotura en el implante o prótesis mamaria así como la aparición de una contractura capsular. En estas situaciones siempre se realiza una segunda cirugía para cambiar las prótesis endurecidas o rotas por otras nuevas. Hoy en día la calidad de las prótesis mamarias es muy alta y la mayoría están garantizadas de por vida por lo que este tipo de complicaciones se dan poco. De hecho, solo un 3% de las pacientes que se realizan un aumento de pecho presentan en algún momento una contractura capsular o una rotura. En ocasiones estas pacientes no presentan síntomas, pero cuando sí los tienen suelen referir endurecimiento de la mama, dolor o cambio de la forma del pecho.

Por último, otro de los problemas que pueden requerir una segunda mamoplastia es la flacidez en la piel, es decir, un exceso de piel caída producido por el peso o el estiramiento cutáneo. En estas circunstancias también se tiende a acudir al cirujano para solucionar esta ptosis mamaria a través de la cirugía. Normalmente en estos casos se suele realizar una elevación de pecho que puede implicar cambiar la prótesis actual de colocación. El caso más común es colocar la prótesis que se encontraba por encima del músculo pectoral por debajo de éste para evitar su caída.

En todos estos casos se lleva a cabo una segunda operación de aumento de pecho pero mucho más sencilla que la anterior puesto que ya existe un bolsillo protésico previo. Además, las vías de colocación y extracción de las prótesis ya están seleccionadas.

 

Fuente: https://www.cirugiacosmedica.com/segunda-intervencion-de-pecho/