efectos de la toxina botulínica

Las arrugas de expresión son las que aparecen sobre todo en las zonas del entrecejo, la frente y las patas de gallo. En la mayoría de los casos no tienen relación directa con la edad ya que se trata de arrugas que se forman por la acción de los músculos al gesticular aunque sí pueden empeorar con los años. Para eliminarlas eficazmente se utiliza desde hace años la toxina botulínica pero, ¿Cuál es la duración de los efectos de la toxina botulínica? En este post te explicamos todo sobre este tratamiento.

¿Cómo funciona la toxina botulínica?

La toxina botulínica realmente es una neurotoxina que se utiliza para múltiples aplicaciones en Medicina. Se utiliza para tratar diversas patologías en Neurología, Traumatología, Dermatología y demás especialidades médicas.

Se trata de una sustancia cuyo origen proviene de una bacteria denominada Clostridium botulinum que utilizada de manera adecuada y en manos médicas proporciona numerosos beneficios. En el caso de la Medicina Estética su uso es ampliamente demandado para la corrección y eliminación de las arrugas de expresión faciales.

Estas arrugas son generalmente las del tercio superior del rostro. Estamos hablando de las arrugas del entrecejo, la frente y las patas de gallo que son precisamente las zonas afectadas por la gesticulación habitual de las personas.

En cuando al funcionamiento de la toxina botulínica, al inyectarse esta sustancia en dosis pequeñas actúa sobre la contracción de los músculos que generan las arrugas bloqueando las señales nerviosas de determinadas zonas  de dichos músculos.

De esta forma, se consigue que los músculos se relajen y las arrugas desaparezcan. Los resultados del tratamiento de rejuvenecimiento facial con toxina botulínica son muy naturales a pesar de lo que la gente suele pensar. Se atenúan las arrugas consiguiendo que el rostro deje de parecer envejecido y, en muchas ocasiones, incluso enfadado.

Lo más importante que debes saber es que la infiltración de toxina botulínica solo corrige las arrugas, pero nunca elimina la expresión del rostro. Simplemente se actúa de forma proporcionada sobre la zona de la mirada del paciente rejuveneciéndolo sin perder sus expresiones naturales e individuales.

Duración de los efectos de la toxina botulínica

Los resultados del tratamiento con toxina botulínica suelen ser muy satisfactorios. Sin embargo, se suele indicar una revisión en el centro médico a los 10 o 15 días por si hiciera falta un retoque posterior a la infiltración previa.

Cuando los efectos de la toxina botulínica sobre los músculos se van quitando, éstos vuelven a formar las arrugas de expresión. Esto sucede normalmente alrededor de los cuatro a los seis meses posteriores al tratamiento.

Por este motivo, se suele indicar una reaplicación del tratamiento una o dos veces al año, dependiendo de cada paciente, para mantener los resultados en el tiempo. No obstante, cuando las arrugas vuelven a aparecer no tienen exactamente la misma profundidad que previamente y esto sobre todo se observa cuando el tratamiento con toxina botulínica se ha extendido durante más tiempo.

La repetición del tratamiento puede realizarse cada cuatro, cinco o cada seis meses aunque en ocasiones puede durar más tiempo. La duración de los resultados va a depender casi exclusivamente del tipo de piel del paciente, su edad y sus características personales como su forma de gesticular y mover la cara.

En Cosmédica contamos con un equipo médico de expertos en Medicina Estética experimentados en este tipo de tratamiento y otros de rejuvenecimiento facial. Por ello, si deseas mejorar el aspecto de tu piel puedes acudir a nuestros centros de Málaga, Las Palmas de Gran Canaria o Tenerife y te realizaremos un estudio personalizado para determinar qué tratamiento es el más adecuado para ti.

Fuente: https://www.cirugiacosmedica.com/efectos-de-la-toxina-botulinica/