El vaginismo tiene solución. Conócela en este artículo.

El vaginismo tiene solución. Conócela en este artículo.

El vaginismo es una de las disfunciones sexuales femeninas más frecuentes, con una prevalencia en torno al 2-5% según diversos estudios (Cabello, F. 2010). Se trata de la aparición, persistente o recurrente, de espasmos involuntarios de la musculatura del tercio externo de la vagina, que interfiere el coito.

Algunas mujeres pueden experimentar este problema piscosexual en forma de dolor, debido a los intentos fallidos de penetración.

Hay dos tipos de vaginismo:

  • Tabla de contenidos

    Vaginismo primario

se produce cuando la mujer nunca ha sido capaz de mantener relaciones sexuales.

  • Vaginismo secundario

que se produce después de un periodo de relaciones sexuales normales.

Las principales causas del vaginismo son:

  • Una educación muy estricta y religiosa.
  • Experiencias traumáticas en la infancia.
  • Miedo al dolor durante la relación sexual.
  • Información sexual errónea.

Todos ellos son factores psicológicos, para los cuales la psicoterapia constituye un pilar fundamental en su tratamiento. No tratar esta patología puede ocasionar importantes problemas de pareja, depresión y baja autoestima en la mujer. La mujer tiene sentimiento de fracaso, debido a los intentos fallidos en mantener relaciones sexuales satisfactorias.

Es por ello, que el tratamiento del vaginismo debe constituirse en base a tres pilares fundamentales:

  • Psicológico

    A través de la psicoterapia, mediante la desensibilización sistemática y otras técnicas de exposición. La psicoterapia puede conseguir resultados muy exitosos. Una buena educación sexual puede ayudar, a las mujeres que sufren vaginismo, a entender qué les ocurre, normalizar su situación y desculpabilizarse. En esta parte de la intervención se aborda la eliminación de prejuicios y actitudes negativas. La psicoterapia puede resolver el 50% de los problemas.

  • Médico

    Mediante la inyección de Botox. La técnica de infiltración de Botox en los tratamientos de cirugía estética y plástica no se limitan a las arrugas. De hecho la primera aplicación clínica se remonta a 1977, época en la que empezó a utilizarse para el blefaroespasmo y la tortícolis espástica.

La infiltración de Botox consigue evitar el espasmo de los músculos de la vagina consiguiendo así unas relaciones sexuales satisfactorias. En el 75% de los casos está demostrado que con una sesión es suficiente para curar el vaginismo.

El tratamiento se realiza en quirófano bajo sedación ligera y la paciente retorna a su casa tras recibir el alta médica pasadas unas dos horas. Los efectos se empiezan a notar tan solo 48 horas después por lo que es conveniente el reinicio de las relaciones sexuales durante la primera semana post-tratamiento.

  • Muscular

    Mediante ejercicios destinados a fortalecer la musculatura pélvica. Se trata de los ejercicios de Kegel, que ayudan a controlar y dominar los músculos que intervienen en las relaciones sexuales. El éxito de estos ejercicios depende de la práctica apropiada de la técnica y del cumplimiento disciplinado.

El tratamiento del vaginismo obtiene muy buenos resultados llegando a éxitos de hasta el 100% (Masters y Johnson, 1970).

Autoras:

  • Anabel Martínez Yagüe (Psicóloga)
  • Patricia Gutiérrez Ontalvilla (Cirujana Plástica, Reconstructiva y Estética).

Referencias

  • Cabello, F. (2010). “Manual de sexología y terapia sexual”. Madrid. Síntesis.
  • AMERICAN PSYCHIATRIC ASSOCIATION (APA). (2002). Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM-IV-TR. Barcelona: Masson.
  • Masters, W.H. y Johnson, V.E. (1970). Human sexual inadequacy. Boston: Little Brown (Versión española: Intermédica, Madrid, 1976).

También podría interesarte este otro artículo en donde la periodista de Crónica Global, Laura Fábregas, habla con la Dra. Patricia Gutiérrez titulado: Vaginismo, el dolor que muchas mujeres ocultan.

Más información sobre cirugía íntima:

Las intervenciones de cirugía vaginal que realiza la Dra. Patricia Gutiérrez Ontalvilla y su equipo engloban desde una labioplastia, vaginismo, relleno de labios mayores o lifting de pubis hasta una vaginoplastia.

Puedes leer el artículo completo aquí: Vaginas de diseño: sometemos a juicio a la última obsesión. Noticias de Belleza.


¿Tienes dudas sobre la cirugía íntima?

Envíanos tu consulta desde este formulario.

El vaginismo tiene solución. Conócela aquí y deja de sufrir!

El vaginismo tiene solución. Conócela aquí y deja de sufrir!
Descripción
El vaginismo es una de las disfunciones sexuales femeninas más frecuentes… pero por fin hoy ya tiene solución. Pide cita, deja de sufrir! Tel: 963 255 325
Cirujana Plástica – SECPRE
Logo del Editor

Fuente original: https://dragutierrez.com/el-vaginismo-tiene-solucion/