Los glúteos femeninos son un signo de feminidad, de sensualidad y, por ello, una de las partes del cuerpo que más nos preocupan a las mujeres.

Y es que, lucir un perfil redondeado acompañado de una piel tersa, sin celulitis ni estrías, y con un tono muscular adecuado que evite que las nalgas caigan, es el sueño para perseguir de la mayoría de las mujeres.

Los glúteos se han posicionado en el top del ranking, gracias a celebrities como Kim Kardashian, Jennifer López o Nicky Minaj.

Sin embargo, la naturaleza no ha dotado a los glúteos femeninos de los recursos necesarios para conseguir un aspecto ideal, tantas veces comprometido por la flacidez cutánea y muscular, y la celulitis.

 

El secreto para lograr unas nalgas perfectas consiste en la combinación de una terapia multidisciplinar que combine una dieta adecuada, ejercicio específico y tratamientos de cirugía plástica o medicina estética.

Aumento de Glúteos

El aumento de glúteos o gluteoplastia es un tratamiento que consigue remodelar el aspecto de los glúteos, logra aumentarlos, pero también mejora su forma para que la zona resulte más atractiva.

Se realiza a través de tres Técnicas diferentes:

·         PRÓTESIS:

Mediante la implantación de prótesis de silicona, totalmente seguras ya que están rellenas de gel de silicona de alta cohesividad, con la consistencia y resistencia que los glúteos necesitan. En este caso será muy importante seleccionar junto con el cirujano plástico el tamaño y la forma de la prótesis.

·         LIPOTRANSFERENCIA:

A través de una lipotransferencia, extrayendo grasa acumulada en determinadas zonas del cuerpo e introduciéndola posteriormente en los glúteos para aumentar el volumen o mejorar la forma.

·         ÁCIDO HIALURÓNICO:

En casos muy concretos, sobre todo, para rellenar surcos, se utiliza el ácido hialurónico

Procedimiento

El procedimiento variará según la técnica utilizada, pero es fundamental una primera visita con el cirujano plástico para poder exponerle los deseos en cuanto a la forma y tamaño, realizar una exploración y así poder determinar la técnica más adecuada según las características y necesidades de cada paciente:

·         PRÓTESIS: Para realizar un aumento de glúteos con prótesis es primordial primero seleccionar las prótesis junto con el cirujano plástico, el doctor es el que cuenta con una amplia experiencia para poder determinar la mejor prótesis en cada caso. Este procedimiento se realiza mediante la inclusión de un implante de gel de silicona de alta cohesividad de máxima calidad.

·         LIPOTRANSFERENCIA: Combina 2 técnicas, liposucción y aumento de glúteos. La primera técnica extrae grasa sobrante de alguna zona del cuerpo, la segunda, aumenta el volumen de la zona de los glúteos. La extracción de grasa localizada se realiza con una cánula de punta roma. La grasa extraída se purifica y se coloca en la zona donde se quiere aumentar el tamaño, a través de pequeñas incisiones (1 o 2). El tiempo de intervención varía en función de la cantidad de grasa a extraer y el volumen que se desee conseguir. Esta doble técnica también cumple una doble función, ya que se estiliza la zona de donde se ha extraído la grasa, además de aumentar el volumen del glúteo. A través de la lipotransferencia se consigue un aspecto muy armónico y natural ya que es grasa autóloga.

·         ÁCIDO HIALURÓNICO: Se inyecta ácido hialurónico para rellenar surcos en la zona. Éste no es un procedimiento quirúrgico y no necesita anestesia ni postoperatorio. La duración es de entre 9 y 18 meses.

Fuente: http://expertosenmedicinaestetica.es/gluteos-perfectos-para-este-verano/

Artículo recomendado por la Dra. Patricia Gutiérrez Ontalvilla.