Kanye West lleva unos días siendo el protagonista indiscutible tanto de las redes sociales como de los titulares de la prensa más sensacionalista. Y es que el rapero ha vuelto a Twitter y lo ha hecho de la forma más polémica, lanzando mensajes de apoyo a Donald Trump y afirman, entre otras cosas, que la esclavitud era “una opción”. Ahora, además, ha hecho una confesión que ha dejado de piedra a sus fans: se hizo una liposucción y se volvió adicto a los opioides.

Hace unos días las alarmas saltaron cuando un amigo de Kanye West explicó en una entrevista que el rapero había sido adicto a los opioides durante mucho tiempo. La noticia causó un gran revuelo ya que esa adicción podría haber estado relacionado con la cancelación de su tour en el año 2016.

A partir de ese momento, Kanye West regresó a su actividad en Twitter de forma descontrolada, publicando mensajes que desmentían tal adicción y otros tantos dando su apoyo al actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Además, Kanye despidió de forma fulminante a su representante, Scooter Braun, asegurando que no necesitaba a nadie que le representara.

Los seguidores del rapero mostraron su preocupación por el comportamiento del cantante. ¿Podría estar de nuevo viviendo una crisis parecida al brote psicótico que sufrió hace dos años? El temor por la salud mental de Kanye West crecía mientras el rapero seguía lanzando mensajes de lo más extraños en Twitter.

Kanye West ha concedido finalmente una entrevista a TMZ donde ha explicado con detalle el tema de los opioides. “Era adicto a los opioides. Me hice una cirugía plástica porque estaba tratando de quedar bien con todos. Me hice una liposucción porque no quería que me llamaran gordo como llamaron a Rob [Kardashian]”, relató el marido de Kim Kardashian.

El artista de 40 años también confesó que tomó pastillas antes de su ingreso hospitalario: “Ya me tenía asustado de mí mismo, de mi visión, así que tomé algunas pastillas para no ir al hospital y probar que todo estaba bien”. También reveló que antes de someterse a la liposucción ingería dos píldoras al día, mientras que una vez hecha la intervención pasó a tomar siete.

Fuente original: http://www.lavanguardia.com/muyfan/20180502/443184693744/kanye-west-liposuccion-adicto-opioides.html