Kanye West, en una imagen reciente. GTRES

El rapero Kany West parece sumido en la controversia durante las últimas semanas, debido a sus polémicos comentarios en Twitter, sus repetidos halagos al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su confesión de que se enganchó a los opiáceos después de hacerse una liposucción.

En cambio, el comentario que más ha destacado entre todos los debates es sin duda el que hizo en el espacio “TMZ Live” cuando aseguró que le parecía que la esclavitud había sido una opción voluntaria: “Cuando escuchas que la esclavitud se prolongó durante 400 años, ¿400 años? Eso a mí me suena a algo voluntario”, indicó el rapero.

“Como que vas a estar así 400 años, ¿y todos juntos? Es como que estábamos mentalmente encarcelados”, prosiguió Kanye West, casado con la mediática Kim Kardashian, la cual ha tenido que defender a su marido en los últimos días a consecuencia de la controversia por respaldar a Donald Trump. Hace días Kardashian escribió también en Twitter que no entendía por qué se decía que “tenía problemas mentales sólo por ser él mismo”, cuando siempre se ha expresado como ha querido. “No es justo”, destacó. En cambio, después de las últimas declaraciones, no ocultó manifestar su preocupación.

Por ello, posteriormente, el rapero intentó arreglar la controversia desatada cuando defendió en Twitter sus comentarios. “El universo tiene un plan. Sabía que TMZ sería increíble”, escribió.

Más tarde indicó: “Quiero aclararme. Por supuesto, sé que los esclavos no se encadenaron y se metieron en un barco por cuenta propia. Lo que quiero decir es que mantenerse así, incluso cuando los números estaban de nuestro lado, quiere decir que mentalmente estábamos encarcelados. Nos cortaron la lengua para que no nos pudiésemos comunicar. No dejaré que me corten a mí la lengua”, terminó en su mensaje en Twitter.

Horas después,TMZ pareció intentar justificarle al resaltar que Kanye “no está tomando su medicación, y la gente cercana cree que algunos de sus comentarios en “TMZ Live” fueron resultado de ello. Nos han dicho que la medicación le ha dado problemas. Los médicos no están seguros de qué funciona y qué no. Y Kanye ha cedido controlar su propio destino al regularse él (las dosis) para bien o para mal”, se intentó explicar desde el canal TMZ, especializado en celebridades.