Hay un aumento progresivo en la cantidad de cirugías plásticas en todo el mundo. Esto se debe principalmente a la pérdida del temor para someterse a estas intervenciones y la reducción paulatina en los costos a la que ha venido sometiéndose el sector.

En concreto, es antes del verano la fecha en la que se concentran el mayor número de este tipo de cirugías, aumentando hasta en un 30 % la cantidad de personas que deciden someterse a estos tratamientos estéticos.

La preocupación por mejorar nuestra imagen no nos abandona en todo el año, pero son en los meses previos a las vacaciones veraniegas cuando nos llega la verdadera preocupación y queremos ofrecer el cuerpo que de verdad nos gustaría tener.

En opinión del DrFernandez Blanco, uno de los máximos expertos en cirugía estética en España, es efectivamente en los meses previos al verano durante los que se condensan la inmensa mayoría de los tratamientos en cirugía estética. Es en la época estival cuando se produce el mayor incremento de las operaciones de cirugía estética que se llevan a cabo durante todo el año.

El Dr Alfredo Fernández Blanco es experto en cirugía primaria y secundaria, con cinco títulos de medicina en su poder, varios premios y autor de trabajos especializados. Se le considera un referente nacional en todo lo que se refiere a la cirugía estética, sabedor y conocedor de las exigencias de los pacientes que buscan estilizar su figura, corregir imperfecciones o resaltar los aspectos que consideran más positivos de su físico, mejorando el aspecto general de su cuerpo para los meses de calor.

Es recomendable planificar con unos meses de antelación la intervención, antes de la llegada de esta época estival, para se puedan cumplir los plazos. Unos meses absolutamente necesarios para que la recuperación y los cuidados después de la operación hayan llegado a su fin y puedan llevarse a cabo las actividades que todos deseamos en verano.

Las operaciones más demandadas antes del verano

Evidentemente, estas operaciones están encaminadas en su mayor parte a ensalzar nuestra figura. Queremos lucir piernas, brazos y sobre todo un abdomen liso y estilizado, en el que no sobresalga ni un gramo más del debido, haciendo desaparecer toda grasa visible.

Por lo tanto, la eliminación de la grasa acumulada es la intervención quirúrgica más demandada por estas fechas, y para ello nada mejor que los tratamientos de liposucción, que son los que mejores soluciones ofrecen. Este procedimiento lo realizan incluso deportistas, pues hay zonas de nuestro cuerpo (caderas, glúteos o abdomen) en las que se hace muy difícil eliminar la grasa por completo.

Con la liposucción, podemos deshacernos de esta grasa sobrante y modelar al mismo tiempo nuestra silueta. Como contrapunto, debemos saber que lo normal es que durante un tiempo el paciente que se haya sometido a esta intervención en el abdomen tenga que llevar una faja, para reducir cuanto antes la hinchazón que probablemente se habrá producido en la zona intervenida.

La segunda operación estética con más demanda en esta época es el aumento de pecho, aunque a nivel general es la reina indiscutible en operaciones estéticas. La mamoplastia de aumento es, en efecto, uno de los tratamientos con más demanda en los períodos vacacionales, sobre todo en los veranos. Una de las ventajas que tiene elegir estas fechas es que permite a la mujer que se ha sometido a dicha operación recuperarse más relajadamente, y es que este es un buen momento para evitar realizar esfuerzos.

Las principales ventajas que tiene la mamoplastia es, sobre todo, su rápida intervención, ya que en menos de dos horas y media, y tras un período muy breve de postoperatorio, aproximadamente en tres semanas, la paciente ya estará capacitada para volver a su rutina diaria y realizar una vida completamente normal.

Por tanto, solo hay que tener en cuenta que al menos durante los primeros 7 o 10 días se debe evitar el levantamiento de cualquier tipo peso, hacer movimientos bruscos con los brazos o cualquier esfuerzo que suponga una maniobra que pueda producir una supuración o abertura de las cicatrices o, que en el peor de los casos, se pueda sufrir un golpe en el pecho.

En tercera posición y ganando adeptos a velocidad de crucero, se encuentran las operaciones de cirugías estéticas faciales, es decir, no solo basta con tener un cuerpo escultural y bien definido, la belleza en el rostro es cada vez más importante. Las rinoplastias son, entre todas las intervenciones relacionadas con el rostro, las más demandadas.

El tratamiento de lifting facial le sigue de cerca. El interés por un rostro terso, sin imperfecciones y rejuvenecido es un valor cada vez más apreciado por las mujeres y por más hombres.

En estos casos es aún más importante, aunque debe ser una norma general ante cualquier operación de cirugía estética, conocer bien los plazos de recuperación, así como las acciones posteriores a la operación: revisiones, análisis, exploración cardiológica… Todo con el objetivo de que no se vea perjudicada la recuperación y resulte dañada la intervención de alguna forma.

Fuente: https://www.elplural.com/sociedad/2018/06/18/demanda-cirugia-estetica-aumenta-verano