mesoterapia facial

Durante el verano la piel puede sufrir mucho. El exceso de exposición solar, entre otros factores, influye en el resecamiento y deshidratación de la dermis que luego son los responsables de la aparición temprana de arrugas y manchas. Para prevenir que esto suceda, la Medicina Estética ofrece tratamientos como la mesoterapia facial con ácido hialurónico pero, ¿En qué consiste y qué beneficios aporta  a la piel?

¿Qué es una mesoterapia facial con ácido hialurónico?

La mesoterapia facial es un tratamiento muy utilizado en las clínicas estéticas para otorgar a la piel luminosidad e hidratación instantánea. Se trata de la aplicación de microinyecciones de ácido hialurónico combinada con otras sustancias como vitaminas y oligoelementos, para proporcionar vitalidad.

Este tratamiento aporta a la dermis un aspecto enérgico de forma rápida en una sola sesión de aproximadamente 20 minutos de duración. La mesoterapia facial contiene ácido hialurónico de baja reticulación. Este tipo de ácido hialurónico se diferencia de los de alta reticulación en que no se utiliza para el relleno de arrugas profundas sino para hidratar y suavizar la textura de la piel. Por lo tanto, es una técnica que se utiliza para ilumina e hidratar la piel y corregir pequeñas imperfecciones como cicatrices, manchas o líneas de expresión.

En cuanto a su contenido, además de ácido hialurónico de baja reticulación, este tratamiento contiene un cóctel de sustancias como aminoácidos, vitaminas, antioxidantes, elementos trazantes, ácidos grasos, polifenoles, coenzimas y terpenos. Todo ello contribuye a la nutrición interna de la piel además de su hidratación externa.

Así se logra como resultado una dermis luminosa pero sobre todo revitalizada a través de la regeneración cutánea que logran estas sustancias. Su efecto principalmente es el de actuar como activador de los fibroblastos de la piel que son a su vez los causantes de que se forme el colágeno y la elastina.

¿En qué casos se utiliza?

La mesoterapia facial con ácido hialurónico es un tratamiento muy versátil que proporciona numerosos beneficios a la piel y ningún efecto secundario. Por este motivo y su biocompatibilidad con el organismo, este tratamiento puede aplicarse en todo tipo de pieles y a cualquier edad. Eso sí, es necesario tener en cuenta que no se trata de una técnica de rejuvenecimiento facial sino de una técnica orientada a mejorar el aspecto del rostro y darle luminosidad e hidratación principalmente.

Por todo esto anterior, la mesoterapia facial se recomienda sobre todo en personas jóvenes que deseen prevenir la aparición de arrugas o líneas de expresión. Sin embargo, también se puede aplicar en pieles que tengan pequeñas imperfecciones ya que este tratamiento puede corregir los poros abiertos, las cicatrices pequeñas y algunas marcas de acné.

Entre los beneficios que puede proporcionar la mesoterapia se encuentran:

  • La hidratación profunda.
  • La luminosidad inmediada.
  • El aspecto descansado y vital de la piel.
  • La corrección de pequeñas líneas de expresión finas.
  • La corrección de los poros abiertos.
  • La mejora de la textura cutánea.
  • La mejora de las cicatrices pequeñas y marcas de acné.

Además de ello, la mesoterapia facial proporciona unos resultados naturales y en armonía con el resto del rostro.  Otra ventaja principal es que no requiere de anestesia ni es un tratamiento doloroso y al tratarse de una técnica instantánea tampoco requiere tiempo de recuperación sino que tras la sesión la paciente puede retomar su rutina habitual.

¿Dónde acudir para realizarse este tratamiento?

Los tratamientos de Medicina Estética pueden ofrecer unos resultados muy buenos a corto y medio plazo. Sin embargo, antes de decidirte a realizarte un tratamiento estético es necesario que cuentes con la seguridad y la calidad que corresponde. Para ello, las claves que debes tener en cuenta son:

  • Que se trata de una clínica estética médica y no un centro de belleza sin homologación.
  • Que los tratamientos solo los realiza un médico experto en Medicina Estética.
  • Que previo a la realización de cualquier técnica se realiza un estudio previo de la piel.
  • Que los materiales  a utilizar son de última generación y buena calidad. Esto quiere decir que se trata de materiales totalmente higienizados y esterilizados principalmente.

En Cosmédica contamos con todas esas claves y, además, un equipo médico con años de experiencia a sus espaldas. Si deseas información o asesoramiento no dudes en contactar con nosotros en el centro que sea de tu interés.

Fuente: https://www.cirugiacosmedica.com/mesoterapia-facial-que-es/

Artículo recomendado por la Dra. Patricia Gutiérrez Ontalvilla.