lactancia tras aumento de pechoEl embarazo es una etapa de la vida de la mujer que ocasiona numerosos cambios tanto emocionales como físicos. El cuerpo cambia debido a las hormonas y a la producción de prolactina, la hormona encargada de generar la leche materna. Así, el pecho es una de las partes del cuerpo que más cambios padece durante y después del embarazo. Entre estos cambios está no solo el aumento de las mamas sino también el aumento del tamaño de los pezones y las areolas y su progresiva pigmentación. Por esta razón, es común que una mujer que quiera aumentar el tamaño de sus pechos mediante una cirugía se pregunte si podrá amamantar o tendrá algún tipo de problema con los implantes mamarios en el futuro.

¿Afecta la cirugía de aumento de pecho a la lactancia materna?

El embarazo afecta a todo el cuerpo y, por tanto, produce cambios en todas sus partes aunque quizá una de las más afectadas sea el pecho. Por ello es lógico preocuparse si te has realizado una mamoplastia de aumento y ahora quieres tener un hijo y darle el pecho. ¿Es posible amamantar con los pechos operados? Y si es así, ¿Cómo quedará el pecho tras la lactancia?

Son preguntas normales y habituales en una consulta con un cirujano plástico. La respuesta a ellas depende principalmente del tipo de técnica utilizada en la cirugía de aumento de pecho ya que afecta dónde se haya colocado la prótesis mamaria y por dónde.

En principio, la lactancia no está contraindicada con una cirugía de aumento de pecho, sin embargo, puede verse afectada por algunos factores. En caso de colocar la prótesis a través de una incisión en la areola puede haber algún bloqueo de los conductos mamarios o algún daño en un nervio por lo que no sería posible la lactancia o bien, lo sería pero la cantidad de leche que se produciría sería menor. Si la prótesis mamaria se coloca por vía submamaria, es decir, por el surco mamario o por la axila no habrá ningún problema ya que los pezones no se verían afectados.

En cuanto a la posición, si la prótesis mamaria está colocada debajo del músculo habrá menos probabilidades de que los conductos se obstruyan por lo que esta es la técnica más adecuada en caso de querer tener hijos en el futuro.

¿Quedará el pecho deformado tras la lactancia?

Esta pregunta es más difícil de contestar ya que depende de diversos factores. Entre ellos, del estilo de vida de la mujer y de los cuidados que se realice habitualmente. Un estilo de vida sano con alimentación saludable y realización de ejercicio periódico así como una correcta hidratación externa e interna de la piel serán indispensables para mantener la piel de los pechos en buen estado sobre todo en cuanto a la elasticidad.

Aunque es cierto que el embarazo y la lactancia tienden a estropear los pechos porque hacen que estos se caigan, se vacíen y ganen flacidez y estrías de forma casi inevitable, todos estos cambios pueden aminorarse. Sin embargo, esto va a depender de la calidad de la piel de la persona, si ha producido más o menos cantidad de leche, si su hijo amamanta de una forma determinada y también de los cuidados extra que se le dé a la piel. Si aplicas cremas todos los días y mantienes la piel hidratada evitarás la aparición de estrías y el exceso de flacidez.

En Cosmédica somos especialistas en cirugías de remodelación de pecho y contamos con un equipo médico a la vanguardia en Cirugía Plástica que podrá asesorarte en todo lo que necesites para que puedas dar el pecho en el futuro tras la cirugía.

Fuente: https://www.cirugiacosmedica.com/lactancia-materna-aumento-de-pecho/