Con la cirugía de lifting podemos remodelar casi cualquier parte del cuerpoCon la cirugía de lifting podemos remodelar casi cualquier parte del cuerpo

El lifting es una de las técnicas estéticas más extendidas hoy en día. Está indicada para los pacientes que buscan un rejuvenecimiento de algunas partes del cuerpo afectadas por el paso del tiempo o, simplemente, prevenir ese envejecimiento.

Aquí te proponemos diez cosas que debes saber sobre el lifting.

1. El lifting es un estiramiento de cualquier parte del cuerpo que corrige y previene el envejecimiento.

2. Existen varios tipos de lifting, en función del área corporal a tratar: el lifting de pecho (mastopexia), el lifting facial, el lifting de cuello (o cervical) el lifting corporal (body lifting), el lifting de glúteos, el lifting de muslos, el lifting de brazos, y el lifting de espalda y tronco.

3. En contra de lo que se cree, la cirugía de lifting se recomienda a partir de los 40 años, ya que es cuando se empieza a iniciar el envejecimiento cutáneo, la ptosis o caída, y la flacidez.

4. Para unos mejores resultados se recomienda complementar el lifting con otros tratamientos como el lipofilling o los rellenos con ácido hialurónico.

5. La cirugía del lifting ha evolucionado tanto que ni siquiera se notan las cicatrices y los resultados son mucho más naturales, aportando al paciente una mejora de su propia autoestima.

Fotos antes y después de un lifting facial de incisión cortaFotos antes y después de un lifting facial de incisión corta. Dr. Carlos Gullón Cabrero (cirujano plástico FEMM)

6. Tras un lifting facial se recomienda no maquillarse y dormir boca arriba hasta pasada una semana.

7. Para recuperarnos de un lifting corporal es necesario que pasen 2 o 3 semanas, por lo que no es aconsejable que se realice ejercicio físico hasta después de un mes.

8. Si estás trabajando tendrás que pedir la baja laboral puesto que el lifting es una cirugía que implica, al menos, dos semanas de reposo, aunque siempre debe ser el doctor el que valore tu caso.

9. Los pacientes que más recurren a las clínicas para realizarse liftings suelen ser personas que han sufrido obesidad durante varios años y han perdido peso, de manera que se ha producido una caída de los tejidos.

10. Los riesgos que puedes tener tras un lifting son: hinchazón e inflamación de la zona tratada, moretones, dolor y, en ocasiones, cicatrices inestéticas, por lo que siempre recomendamos que te pongas en manos de un cirujano plástico de reconocido prestigio.

© FEMM Cirugía y Medicina Estética

Fuente: https://www.femmcirugiaestetica.com/blog/lifting/