Este es un procedimiento para eliminar los excesos de grasa en el área abdominal del cuerpo. Esta acumulación de grasa ocurre porque es difícil eliminar con dietas o ejercicios; además, muchas personas están genéticamente dispuestas para acumular grasa en el abdomen. En estos casos, es cuando se recurre a la liposucción.

liposucción

Cuando se consulta con el cirujano en relación a aplicar este tratamiento, se discuten las metas y los cambios en apariencia que se quieren lograr. El cirujano le explicará cómo trabaja la liposucción y los riesgos envueltos en el proceso.

Dependiendo de lo que la cirugía requiera se aplicará anestesia local o general. A continuación se marcan en el abdomen los puntos donde se va a remover grasa, se hace una pequeña incisión y se introduce una cánula conectada a una fuente de succión para extraer la grasa del cuerpo sin afectar tejidos, nervios, músculos y piel. Hay varias técnicas para esto, existe la liposucción abdominal super húmeda en la cual el cirujano inyecta una solución en las áreas marcadas la cual facilita la remoción de la grasa y a la vez minimiza la pérdida de sangre y los efectos posoperatorios como la hinchazón. Otra opción es la liposucción asistida con ultrasonido, la cual utiliza ondas sonoras para romper o fracturar las grasas y facilitar su extracción. El uso de ultrasonido es especialmente efectivo para tratar partes fibrosas del cuerpo, reduce la pérdida de sangre durante la cirugía y las contusiones posoperatorias.

El cirujano decidirá el método más recomendado según las áreas a ser operadas y el volumen de grasa a ser eliminado. Muchos pacientes notan los resultados de la cirugía días después de la intervención, pero puede tardar hasta seis meses para apreciar el mejoramiento completo. Después del éxito de la liposucción, la persona debe continuar comiendo correctamente y hacer ejercicios con regularidad para mantener los resultados.

Fuente: https://www.migelatina.com/genuino/liposuccion-abdominal-5815