Las orejas siempre han sido concebidas como uno de los elementos eróticos por excelencia, sobre todo en culturas antiguas como la egipcia. Hoy en día se les sigue dando un papel muy importante en lo que a imagen se refiere.

En concreto, los lóbulos de las orejas son las partes de éstas que más se decoran bien sea con pendientes, bien con tatuajes o incluso dilataciones. No obstante, estos accesorios suelen comportar un deterioramiento de los lóbulos con el paso del tiempo.

El deterioro se transmite en el denominado lóbulo rasgado o lo que es lo mismo: el agujero del lóbulo de la oreja queda demasiado ancho, rasgado, ocasionando un aspecto de lóbulo despellejado y colgante en exceso.

¿Cómo se causa el lóbulo rasgado?

El lóbulo rasgado tiene como principal causa, como se ha comentado anteriormente, el uso excesivo y prolongado de pendientes muy pesados, dilataciones de distinto diámetro y otros objetos que sirven para decorar esta zona del cuerpo.

lobulo_rasgado_oreja_pendientes

Este tipo de objetos va ejerciendo una fuerza gravitatoria sobre el lóbulo, una zona que, pese a ser muy elástica y versátil durante la juventud, va perdiendo elasticidad y flexibilidad con el paso de los años. De ahí que sea muy frecuente encontrar lóbulos rasgados en personas a partir de los 50 años.

Así pues, otro aspecto que causa los lóbulos rasgados también es la pérdida de colágeno y grasa que ocurre en esta zona a partir de los 50 años. Esto, sumado a los pendientes, provoca que esta zona acabe cediendo y cayendo, produciéndose el rasgado total o parcial.

¿Cómo corregir el lóbulo rasgado?

Como ya se ha comentado anteriormente, de casos de lóbulos rasgados existen dos tipos. Cada uno de ellos varía en función del grado de corte o rasgadura que exista en la zona.

  • Lóbulo rasgado parcial: el lóbulo posee un rasgado pequeño o medio, en el que la piel se ha dado de sí pero no de forma muy exagerada.
  • Lóbulo rasgado total: el lóbulo está partido por la mitad o prácticamente partido, dejando una obertura muy acentuada o el lóbulo partido en dos fragmentos pequeños de piel.

Cada uno de estos casos posee unas particularidades y, por ende, unos tratamientos algo distintos. No obstante, cada tratamiento se encuentra dentro de la cirugía estética, pues el resultado o motivo para someterse a ella es estético.

Tratamiento para un lóbulo rasgado parcialmente

Pinchazos de ácido hialurónico o grasa

Este tratamiento está enfocado y destinado a casos de rasgado parcial del lóbulo de la oreja. El sistema consiste en infiltrar pequeñas cantidades de ácido hialurónico de media y alta densidad en la zona rasgada, e incluso cantidades de la propia grasa del paciente extraídas mediante una leve liposucción.

Con ella, el paciente vuelve a recuperar la firmeza en su lóbulo. Todo ello sin dolor y con una inflamación leve que se supera con la aplicación de compresas frías. Además, esta intervención no requiere el ingreso del paciente y en tan sólo 3 días, éste ya puede volver a ponerse pendientes. ¿Precio? A partir de 180€.

lobulo_rasgado_oreja_bebe

Tratamiento para un lóbulo rasgado completamente

Lobuloplastia

La lobuloplastia se recomienda para aquellos pacientes cuyo lóbulo está total o prácticamente desgarrado, pues estos casos necesitan de una intervención quirúrgica un poco más compleja para su corrección.

Pese a la complejidad de la intervención, la lobuloplastia es muy poco invasiva y tampoco requiere de ingreso hospitalario. Su mecanismo consiste en retirar el fragmento de piel que cubre la zona por dentro del agujero, abriendo una pequeña herida, para juntar ambos trozos de lóbulo mediante el cicatrizado de esta zona. También se realizan 2 o 3 puntos de sutura para reforzar la fijación de la piel.

Transcurrido un mes, el paciente puede volver a realizarse un agujero para pendiente, el cual se recomienda hacer no en el mismo lugar que el original. Además, pasados tres meses, la cicatriz de la operación ha desaparecido por completo.

Como se puede comprobar, solucionar un lóbulo rasgado no tiene nada de extraño ni complicado. De hecho, muchas personas acuden a las consultas de los profesionales de medicina y cirugía estética para someterse a estas operaciones a diario.

Fuente: http://www.todoestetica.com/blog/lobulo-rasgado-oreja-soluciones