Cuando creíamos que ya lo habíamos visto todo en cirugía estética, llega algo nuevo para sorprendernos. Desde hace muchos años, el aumento de pecho, las rinoplastias, las liposucciones y los rellenos de labios se han convertido en algo habitual. Incluso hemos visto como se han ido incrementando las operaciones genitales. Ahora lo que está de moda es el pezón marcado. Algo que ha tenido mucho que ver con los posados de las celebrities que hemos podido ver en los últimos meses.

Gracias a ello, aquellas personas que quieran lucir sus pezones sin pudor bajo camisetas pegadas y transparentes, pueden hacerlo con total libertad.

Las mujeres que cuentan con pezones planos o invertidos por cuestiones genéticas, embarazos, infecciones o cirugías son las que más demandan esta operación porque sus pezones no sobresalen de la areola.

Pero no sólo se han puesto de moda los pezones marcados, sino que además, cada vez son más las mujeres que deciden pasar por el quirófano para reducir el tamaño de sus pezones.

En cambio, los hombres demandan cada vez más los pezones planos porque las prendas ceñidas van ganando espacio en sus armarios y no quieren lucirlos demasiado puntiagudos. Pero también porque presentan hipetrofia de pezón o alguna anomalía en el mismo.

Así pues, las clínicas estéticas han empezado a incluir operaciones de este tipo en u oferta de intervenciones para solucionar las malformaciones de pezón, pero también para adaptarla a los gustos estéticos de cada persona.

Se trata de intervenciones sencillas que se realizan tanto en hombres como en mujeres y que no requieren de mucho tiempo. De carácter ambulatorio y realizadas bajo anestesia local, sin necesidad de mucho internamiento. Además, el postoperatorio suele ser bastante sencillo a menos que surja alguna complicación.

No obstante, son muchos los expertos que desaconsejan realizar este tipo de retoques porque, aunque no son delicadas, sí que entrañan ciertos riesgos, igual que cualquier operación. Y es que, además de dejar cicatrices, puede alterarse la sensibilidad de la zona erógena y dar lugar a problemas en los conductor galactóforos respondables de la lactancia. Con lo cual, no es recomendable a menos que sea por una causa justificada como los pezones invertidos o si hayq ue realizar una reconstrucción tras un cáncer de mama.

Fuente: http://www.todoestetica.com/blog/pezones-marcados-la-nueva-moda-en-cirugia-estetica