A juzgar por Instagram, el negocio de la cirugía plástica está en pleno apogeo, y una de las últimas tendencias de la industria, por lo visto, es la de ponerse inyecciones en los pezones.

El doctor Sergio Álvarez, cirujano plástico de la clínica MIA Aesthetics, nos contó que en los últimos seis meses ha apreciado un aumento significativo del número de pacientes que acudían porque querían pezones más puntiagudos.

“Anestesiamos la zona de la areola y aplicamos una inyección de relleno”, explicó Álvarez. “Es igual que lo que se usa para la cara”.

Según Álvarez, el origen de esta nueva moda no resulta sorprendente para nadie: Kendall Jenner, miembro de la familia Kardashian, a quien a menudo se ha visto sin sujetador, marcando pezones por debajo de la ropa.

“No hay dos pares de pezones iguales”, nos explicó Álvarez. “Hay personas que los tienen tímidos y pequeños, y otras los tienen anchos y grandes”.

Álvarez asegura que ha realizado cientos de intervenciones de este tipo y que la media de edad de las pacientes que lo solicitan es de 25 años. El coste de la inyección oscila entre los 600 y los 800 euros, en función de las necesidades de la paciente.

“Se trata de una intervención temporal, lo cual es positivo y negativo. Lo que hoy se considera bonito puede dejar de serlo dentro de cinco años”, señala Álvarez.

El efecto de las inyecciones tiene una duración de entre cuatro y seis meses, y Álvarez asegura que la recuperación después del procedimiento es “inmediata”.

Aunque el riesgo es muy bajo, la intervención está contraindicada en mujeres embarazadas o lactantes.

¿Cuál será la próxima tendencia en este mundo obsesionado con el físico? Álvarez cree que, en el futuro, es posible que se imponga la moda de los pechos pequeños, pero por ahora, no tiene duda de cuál es su intervención estrella: el lifting de culo a la brasileña.

Este artículo apareció originalmente en VICE CA.

Fuente original: https://www.vice.com/es/article/vbxakm/botox-en-los-pezones-cirugia-estetica