Tatuajes de pecas

Tatuarse pecas en la cara se ha puesto de moda a raíz de la popularidad que ha cogido Meghan Markle, mujer del príncipe Harry, INSTAGRAM

A algunas personas no les gusta tener pecas y tratan de taparlas o eliminarlas con láser. En cambio, a otras les gustan tanto que si no han sido bendecidas con ellas, van y se las tatúan. ¿Por qué está de moda y cuánto duran en la piel?

La Meghan Markle mania comienza y ya tenemos la primera obsesión: copiar las pecas que la duquesa de Sussex luce en la cara. A la ex actriz siempre le ha gustado mostrar su piel de manera natural y nunca ha querido cubrirse con maquillaje esta seña de identidad.

La maquilladora Lydia Sellers contaba a The Sun que cuando la preparaba para la serie Suit, Meghan siempre le pedía lo mismo: “¿Podemos hacerlo de alguna manera para que las pecas se vean? No quiero una tonelada de maquilaje“.

El tatuador estadounidense Gabrielle Rainbow ha detectado una alta demanda de tatuajes semipermanentes de pecas en la cara desde que el príncipe Harry y Meghan Markle se casaron el pasado 19 de mayo.

¿Cómo se hace?

La técnica consiste en una micro punción en el rostro que deja unas marcas similares a las de las pecas. Con el tiempo, el resultado queda muy natural y dura hasta un año.

Un tratamiento muy similar al microblading que se hace en las cejas y que requiere de pigmentos naturales. En el caso de las pecas, hay hasta 15 tonalidades diferentes para adaptarse a cada persona. Se aplica una crema anestésica y mediante una agujita con tinta, se le van haciendo al paciente pequeños pinchacitos. “Lo bueno es que con el tiempo se borran y, desde mi punto de vista, está genial”, explica Carla Barber, médico especializada en medicina estética y belleza.

En el transcurso de uno o dos meses, el color se suavizará y se verá más natural. Con el tiempo desaparecen de manera natural y si deseas conservarlas siempre puedes aumentar el color.

La doctora explica cómo en sus clínicas ha recibido a mucha gente que se ha hecho cosas irreversibles y ahora se arrepienten. “Las modas van y vienen y este tipo de tratamientos sin intervención van muy bien porque cuando no los quieres se quitan“, añade.

Barber hace hincapié en que tiene que ser una micropigmentadora quien lo realice y, que en algunos casos, puede salir una pequeña costra en la zona, pero que a los 3 o 4 días se cae.

A veces, requiere de una revisión en la que se hace retoque porque “hay pieles que no cogen bien el pigmento”, cuenta. En otros casos, los retoques pueden ser necesarios cada mes. El precio oscila entre los 350 y 600 euros porque varía en función del número del pecas.

Fuente: https://www.20minutos.es/noticia/3369317/0/markle-meghan-harry-pecas-tatuaje-cara-principe-moda/