Rania de Jordania en la Casa Blanca. FOTO: GETTY IMAGES

Después de la visita oficial la pasada semana de la Reina Letizia y el Rey Felipe VI a la Casa Blanca, le tocaba el turno a los Reyes de Jordania. Y con Rania en la Casa Blanca, se producía de nuevo otro ‘duelo de estilo‘ de la primera dama estadounidese, Melania, que no atraviesa su mejor momento después de la polémica por su chaqueta de Zara.

Ambas han apostado para este encuentro por los tonos pastel, Melania ha apostaron por un vestido ‘wrap’ de Proenza Schouler de manga corta con cinturón y ‘stilettos’, y Rania por un pantalón palazzo con una maxilazada rosa en la cintura y blusa de seda de manga larga de Adeam, que combinó con un bolso rosa.

Pero seguramente Melania haya agradecido no ser el centro de atención esta vez, porque lo que realmente ha llamado la atención del encuentro ha sido el rostro de la reina jordana, que parece haber sufrido una transformación. Rania aparecía, a simple vista, con la cara hinchada y los labios con bastante más volumen.

Aunque es evidente que Rania ha apostado por diferentes retoques estéticos desde hace años, hemos preguntado a los expertos si podría haber pasado por quirófano rcientemente. El Dr. Moisés Amselem, de la Clínica Moises Amselem, nos asegura, en cambio, que “aparentemente ha tenido una evolución natural con retoques discretos que le sientan bien como: aumento de labios y sujeción de pómulos con probable ácido hialurónico y toxina botulínica en el tercio superior”.

No es la única royal que ha levantado comentarios por sus retoques, la propia Letizia, como aseguró Carlos García-Calvo, recurre a una técnica parecida a la que ha utilizado Rania de Jordania, el mesobotox, un cóctel vitamínico que lleva un poco de botox y al que se puede recurrir con cierta frecuencia.

Fuente: http://www.elmundo.es/yodona/belleza/2018/06/27/5b3245b8e5fdea03188b456e.html