Hola, escuche en un programa que existe una cirugía que agranda o hace más sensible el punto G y la mujer puede tener más orgasmos de esta forma. En mi caso, me cuerpo se ha acostumbrado a la estimulación del clítoris para llegar al orgasmo. Me gustaría experimentar el orgasmo indirecto. ¿Será cierto lo de esta cirugía? ¿Qué consejos me da para lograr orgasmos indirectos?

Si hablamos de cirugía estética y, al mismo tiempo, de sexualidad, debemos hablar de cirugía íntima. La última moda que consiste en hacerse mejoras en los genitales, en las partes íntimas.Las mujeres de entre 25 y 40 años son las que más reclaman este tipo de intervenciones y, según los expertos del sector, la satisfacción de las usuarias está en más de un 80%.

Las primeras informaciones empezaron a llegar hacia el 2003, pero a pesar de ser cada vez una cirugía más demandada en España es aún un área muy desconocida.

Algunas de las posibles operaciones estéticas son:

· El rejuvenecimiento vaginal, que trata de embellecer el aspecto de la vulva, la entrada y mejorar la elasticidad.

· La labioplastia o ninfectomía, que consiste en engrandecer los labios mayores y/o recortar los menores.

· La liposucción del pubis para reducir el abultamiento quitando el tejido adiposo.

· El agrandamiento del punto G.

· Y las dos técnicas más novedosas, el blanqueamiento de la zona vaginal y/o anal.

Si nos centramos en el agrandamiento del punto G, se trata de infiltrar ácido hialurónico en la zona. Esta técnica se lleva a cabo de forma ambulatoria y se tarda unos 30 minutos aproximadamente. Primero se identifica la zona erógena, a continuación, se aplica anestesia local y luego se inyecta la sustancia a través de la mucosa, lo que da nombre al tratamiento en inglés: G-Shot. El efecto dura aproximadamente 8-10 meses.

El objetivo es conseguir más volumen en la zona del punto G, por tanto, más fricción durante el coito y más placer sexual con la posibilidad de llegar al orgasmo. Pero numerosos estudios cuestionan la eficacia de la intervención ya que los beneficios comentados no están demostrados.

Además, la dificultad para llegar al orgasmo vaginal o indirecto es un fenómeno habitual debido a la forma natural de la anatomía femenina. Por ello, no se debe buscar una cura para algo que en realidad no es un problema. Lo mejor que se puede hacer es aprender a conocer la anatomía de una misma para exprimir las posibilidades y aprender a disfrutar de ellas.

Las contraindicaciones de todas las intervenciones comentadas son las mismas que las de cualquier otra operación junto con sus riesgos. Como profesional estoy a favor si sirven para resolver un malestar o una disfunción, pero el problema está en ceder a la presión social y a las modas.

No debemos olvidar que el mayor órgano sexual que debemos estimular para gozar de una sexualidad plena es ¡nuestro cerebro!

Fuente: https://www.lavanguardia.com/vivo/20180808/451175065143/sexo-cirugias-intimas-que-son-dia-orgasmo.html