Una investigación del equipo de Cirugía Plástica del Hospital General de Elche ha permitido estandarizar una nueva técnica de reconstrucción mamaria para las pacientes que han perdido el pecho tras someterse a un tratamiento de radioterapia para superar el cáncer de mama. Una técnica que tiene su mayor ventaja en que se utilizan células madre extraídas de la grasa de la propia paciente para reconstruir el tejido quemado por la radioterapia, regenerarlo, y poder realizar así los implantes habituales. Todo ello, además, evitando tener que usar colgajos de la espalda o de la barriga, como se hacía hasta ahora, y empleando solo una cirugía ambulatoria, tras la cual la paciente se va a casa y continúa con su vida normal.

 

Fuente: https://www.diarioinformacion.com/elche/2018/11/11/reconstruir-mama-celulas-madre/2084548.html