A medida que envejecemos, los signos de la edad comienzan a hacerse más evidentes y empezamos a interesarnos por los retoques estéticos. Por ello, el Institut Vila-Rovira propone una solución a medida para cada paciente que quiera hacer frente al proceso de envejecimiento a través de la cirugía estética.

Y es que, con el paso del tiempo, el rostro pierde volumen y el grosor de la piel se reduce. Como resultado, la piel se vuelve más fina y comienzan a marcarse líneas de expresión. Por ello, para hacer frente a esto, el Institut Vila-Rovira propone los rellenos que, dependiendo del caso, se hacen con ácido hialurónico o con grasa del propio paciente. Esto permite devolver el volumen a zonas concretas como una oreja muy hundida, un entrecejo o surco nasogeniano, o las arrugas más visibles del contorno labial.

El Institut Vila-Rovira propone una solución a medida para cada paciente que quiera hacer frente al proceso de envejecimiento a través de la cirugía estética

Este tratamiento aporta frescura al conjunto y con ello, la apariencia de un rostro descansado y más joven. Además, se realiza de forma rápida y ambulatoria sin necesidad de recurrir a un tratamiento más invasivo que paralice la rutina diaria del paciente.

Por otro lado, la blefaroplastia o cirugía del párpado es el tratamiento estético más solicitado por los hombres. En Institut Vila-Rovira anualmente se corrigen alrededor de 100 casos. Se trata de una intervención sencilla que consiste en eliminar el exceso de piel y retirar las bolsas de grasa de los párpados. Cada caso requerirá una opción u otra, desde la menos invasiva que sería, por ejemplo, la retirada de bolsas de grasa del párpado inferior, que podría hacerse por vía trasconjuntival y no requeriría sutura. Con esta técnica la forma del ojo se mantiene completamente intacta porque se realiza una pequeña incisión en la mucosa interna del párpado que no requiere sutura.

No obstante, también se pueden encontrar casos que requieran una intervención más invasiva, por vía transcutánea debajo de las pestañas; en estos casos la incisión permite aproximarse a las bolsas de grasa, y a la vez con la sutura se consigue un tensado de la piel. En el párpado superior también se pueden extraer bolsas de grasa y/o retirar el exceso de piel cuando nos oculta el ojo. La duración de la intervención varía entre la media hora y la hora, dependiendo de si se operan o no los cuatro párpados a vez.

Fuente: https://www.consalud.es/estetic/tendencias/rellenos-y-blefaroplastia-tratamientos-para-rejuvenecer_51499_102.html