En el ámbito de la cirugía plástica hay operaciones que siempre tienen una gran demanda, digamos que no pasan de moda. El poder realizarlas con frecuencia permite al equipo médico poder incorporar determinadas variaciones para conseguir unos resultados aún más satisfactorios para el paciente.

Hoy os vamos a contar tres intervenciones en las que la técnica actual que aplican nuestros cirujanos plásticos consigue remodelar el cuerpo de forma excelente. Hablamos de liposucción y abdominoplastia, aumento o reducción y elevación de pecho, y liposucción de muslos y cartucheras e infiltración en glúteos. El Dr. Jesús Olivas-Menayo, uno de nuestros cirujanos plásticos, nos cuenta que unir estas cirugías es muy recomendable, siempre que el paciente reúna las condiciones necesarias, porque se remodelada una zona completa de su físico: abdomen, pecho o tercio inferior.

Conseguir un abdomen perfecto con cirugía plástica

En el caso de la liposucción y abdominoplastia, nuestro equipo de cirujanos realiza primero la extracción de grasa acumulada en el abdomen y después reconstruye la pared abdominal para eliminar el exceso de piel, que no quede descolgada, y volver a tensar los músculos (lo hacen así).

Otra opción menos invasiva es BodyTite. El Dr. Carlos Gullón lo recomienda en aquellos casos en los que la cantidad de grasa a eliminar del abdomen no es excesiva y, por tanto, la piel presentará una flacidez moderada que no requiere reconstruir la pared abdominal, pero sí regenerar los tejidos. En este post te explicamos con más detalle cómo funciona BodyTite, uno de los tratamientos estrella de este año. Aunque no requiere hospitalización, es importante que esta intervención la realice un cirujano plástico, pues requiere destreza y conocimiento para realizar la liposucción.

Las personas que nos piden esta cirugía suelen tener una buena silueta, pero acumulan mucha grasa o exceso de piel en el abdomen que no mejora ni con buena alimentación ni con deporte. También tenemos pacientes que han perdido el tono abdominal y presentan la piel flácida tras los embarazos; y pacientes con obesidad que requerirán de abdominoplastia tras la liposucción para retirar el exceso de piel y tensar los abdominales verticales.

Cirugías plásticas para colocar de nuevo el pecho en su sitio

Pasemos ahora al pecho. En este caso, no solo podemos aumentar o reducir la mama, sino que además realizaremos una elevación de la misma. En el caso de la reducción de pecho, la elevación es obligada: nuestro equipo de cirujanos elimina el exceso de grasa, piel y tejido glandular y lo coloca en la posición adecuada, logrando unos senos naturales y equilibrados con el resto del físico de la paciente, como puedes ver en este caso del Dr. Olivas Menayo.

En cuanto al aumento de pecho, aunque al pensar en esta cirugía no visualicemos un pecho caído, sino pequeño, existen numerosas circunstancias en las que la paciente reúne esas dos características. El pecho, independientemente de su tamaño (aunque sucede de manera más frecuente en los senos más grandes), se cae por la flaccidez o laxitud de los tejidos, provocada principalmente por el envejecimiento, factores genéticos, embarazos, lactancia, cambios bruscos de peso o práctica de deportes de impacto sin la correspondiente sujeción.

Por eso, no es raro que una cirugía de aumento de pecho también se complete con la elevación, para volver a colocar la mama en su posición inicial.

Quitar la grasa de muslos y trasladarla al glúteo

Finalmente, la liposucción de muslos y cartucheras ofrece a los pacientes la oportunidad de utilizar la grasa extraída para infiltrarla en los glúteos. Cuenta con la gran ventaja de que, al ser la propia grasa del paciente (lo que llamamos grasa autóloga, mira qué aspecto tiene) la que transferimos al glúteo, no genera rechazos, algo que quizá puede ocurrir si aumentamos el tamaño del glúteo mediante prótesis.

Además, la cicatriz es muy pequeña, tanto la de la liposucción como la de la infiltración, y el resultado al tacto y a la vista es muy natural. Lo único que necesitaremos es que el paciente cuente con suficiente cantidad de grasa en muslos y cartucheras que permita a nuestros cirujanos remodelar el glúteo.

El Dr. Olivas-Menayo añade que podemos aprovechar que hemos extraído esta grasa para lipotransferirla al rostro y rellenar y dar más volumen a labios, pómulos y ojeras. Hablaríamos entonces de tres cirugías combinadas ¿se puede pedir más?

Quizá con tras leer este post te plantees mejorar tu calidad de vida con alguna de estas tres cirugías plásticas. ¿Cómo saber si eres un paciente adecuado? Nuestra recomendación es que pidas una cita con nuestros cirujanos plásticos, ellos analizarán tu situación y te indicarán la mejor solución según tus necesidades y expectativas.

Fuente: https://www.femmcirugiaestetica.com/blog/sacar-el-maximo-provecho-a-tu-cirugia-para-un-resultado-optimo/