GETTY IMAGES

  • Es habitual reservarse los primeros días de descanso para hacer una visita al dermatólogo o al médico estético. Y cada vez más pacientes se someten en verano a un pequeño tratamiento rejuvenecedor o a un protocolo corporal. Pero en esta época hay que tener especial cuidado con los más agresivos para la piel y, en cualquier caso, convertir el protector solar en compañero inseparable.

Verano tras verano la pregunta se repite en las consultas de dermatología y medicina estética: ¿podría hacerlo ahora? El sol y el calor no parecen los mejores aliados de los procedimientos estéticos. Sin embargo -y siempre que se cumplan ciertas precauciones-, la mayor parte de intervenciones poco invasivas puede practicarse en cualquier momento del año. “De hecho, cada vez tengo más pacientes que reservan el inicio de sus vacaciones para algún retoque, porque tienen más tiempo y así evitan dar explicaciones”, afirma Irene Cruz, directora del área de Medicina Estética del Instituto de Benito.

En opinión de la doctora Cruz, no hay nada prohibido por motivos estacionales: “Las limitaciones las pone el estilo de vida de cada persona. En verano es muy habitual ir a la playa o a la piscina y, por tanto, exponerse al sol, principal enemigo de las pieles que han sido tratadas”.

En términos generales, en la cara “es posible realizar de forma segura cualquier protocolo dermoestético que no altere la capa epidérmica”, resume José Luis López Estebaranz, de la Academia Española de Dermatología. Por el contrario, desaconseja ‘peelings’ químicos, láseres de CO2 y dermoabrasiones que puedan provocar irritación e inflamación cutánea y, por tanto, acabar dejando manchas.

Los rellenos con ácido hialurónico y las infiltraciones de bótox presentan una gran demanda estival. En ambos casos, el SPF50 se convierte en obligatorio tanto antes como después de realizárselos. “Si aparece hematoma, se puede salir a la calle con fotoprotector, pero es necesario esperar a que este se reabsorba antes de una exposición directa, porque podría quedar pigmentado”, insiste Irene Cruz. Si no hay moratones, vida normal. “Únicamente recomiendo evitar la playa o la piscina durante 24 o 48 horas, por un tema de higiene con los pinchazos”, añade la doctora. Solo una pequeña advertencia, la toxina botulínica es termolábil [se altera con el calor]. Por tanto, en esta época del año la duración de su efecto puede verse reducida unas semanas.

Otra técnica segura sería la revitalización facial con infiltraciones como Ellansé, un estimulador de colágeno que se aplica en cejas, frente, línea de la mandíbula, pómulos… para restaurar el volumen perdido. El doctor López Estebaranz también recomienda a quien busque un efecto de rejuvenecimiento global la terapia biofotónica, como la recién llegada Kleresca. “Consiste en aplicar un gel con unas sustancias que al recibir luz Led emiten fluorescencias que ayudan a regular la secreción sebácea y mejoran la textura”, explica.

¿Y qué pasa con el cuerpo? Los tratamientos reductores con ondas de choque o radiofrecuencia, aunque pueden dejar la piel un poco enrojecida (por el aumento de la vascularización), son compatibles con las altas temperaturas. Sin embargo, la doctora Cruz advierte de que para notar los efectos en biquini “hay que empezar entre seis y ocho semanas antes, ya que la elastina y el colágeno corporales tardan 90 días en estimularse”.

En cuanto a la depilación láser, Josefina Royo, directora del Instituto Médico Láser (IML), explica que ya existen dispositivos adaptados a la piel bronceada, como los de cabezal dinámico con tres tipos de láseres, “pero siempre que sea posible, es más segura y eficaz cuando no ha existido exposición solar previa”, añade. Si se opta por realizarla en esta época del año, recuerda que hay que estar unos días sin tomar el sol y aplicar SPF “incluso en la zona de las axilas”.

Un pequeño respiro

Siempre que se somete la piel a una intervención, por suave que sea, conviene mimarla durante unas semanas con fórmulas calmantes, reparadoras y que hidraten bien. Además, el uso de SPF50 (con filtro mineral en casos de sensibilidad especial) será obligatorio a diario.

Fuente: http://www.elmundo.es/yodona/belleza/2018/07/11/5b3c898b46163f4c588b45d8.html