Mejorar la forma de la nariz, que esté más recta y armónica puede conseguirse de dos formas: con ácido hialurónico o con bisturí: cada caso pide su técnica. La rinomodelación ha crecido en el último año un 20%, y la rinoplastia es la 5ª cirugía plástica más demandada.

Rinomodelación con Ácido Hialurónico o Hidroxiapatita Cálcica

según la Dra. Mar Lázaro, experta en Medicina Estética

¿En qué consiste?

La rinomodelación sin cirugía corrige algunas imperfecciones en la nariz mediante la infiltración de sustancias de relleno: Ácido Hialurónico o Hidroxiapatita Cálcica. Logra que un dorso con caballete marcado quede más recto o lo levanta si está hundido, modifica cualquiera de los ángulos y eleva o modifica la punta. Ambas sustancias son biocompatibles, quedan muy naturales y no suelen ocasionar efectos adversos:

“El Ácido Hialurónico tiene que ser de alto peso molecular e infiltrarse con cánula, en lugar de aguja, de esta forma hay menos riesgo de hematomas”, explica la experta.

“La Hidroxiapatita Cálcica genera colágeno y reafirma en casos de un tejido más envejecido o deteriorado”, añade. “Elijo el material de relleno en función del paciente”.

¿Para quién está indicado?

“La rinomodelación es perfecta en caso de irregularidades estéticas leves, cuando existe miedo a una cirugía o por motivos laborales no se puede coger la baja que exige la rinoplastia”, aclara la Dra. Lázaro.

Resultados

Los efectos de la rinomodelación sin cirugía duran entre 10 meses y 12 meses. Exceptuando una ligera inflamación en las primeras 24 y 48 horas, no hay más efecto secundario.

• Sesiones

Se realiza en una sola sesión, y otra de revisión.

Rinoplastia quirúrgica

según la Dra. Conchita Pinilla, experta en Cirugía Plástica

La técnica: llega el motor piezoeléctrico y el de ultrasonidos

“Gracias a la rinoplastia se puede dar una nueva forma a la punta, a la zona intermedia de la nariz o al caballete: se pueden estrechar, aplicar injertos para aumentar el tamaño de cualquier área, corregir una desviación lateral o un aplastamiento”. El gran avance de los últimos tiempos es el motor piezoeléctrico y de ultrasonidos, que añade una gran precisión y permite que la cirugía conlleve una menor recuperación, ya que los hematomas son casi inexistentes. “Cada vez se reduce más el tiempo de taponamiento y de férula”. La intervención es totalmente indolora.

¿Para quién está indicado?

“La rinoplastia permite resolver prácticamente todas las deformidades nasales y a la vez, corrige la desviación de tabique que puede ser la responsable de que respiremos mal”, explica la doctora Pinilla. “La gran diferencia entre rinomodelación y rinoplastia es la permanencia de resultados y la posibilidad de tratar con esta última deformidades tanto por exceso como por defecto, puesto que con la rinomodelación únicamente se pueden aumentar los tejidos para camuflar deformidades”, opina la Dra. Pinilla.

Resultados

En una semana ya pueden verse buena parte de los resultados, aunque los definitivos se verán entre 3 y 6 meses después; el post operatorio hoy es mucho más llevadero, ya que, como explica la doctora Pinilla, “el uso de tapones perforados por un tubo de silicona aumenta el confort, porque permite a la paciente respirar un poco y minimizar el agobio que suponen de por sí los tapones”. El resultado es para toda la vida.

“Pedir el título oficial al cirujano plástico escogido para la rinoplastia es la manera de verificar que se tiene formación suficiente para realizarla con excelencia”, concluye la experta.

Fuente: http://expertosenmedicinaestetica.es/una-nariz-mas-bonita-con-o-sin-cirugia/